¿Por qué puse neumáticos seminuevos en mi coche?

Hace poco tuve que cambiar los neumáticos de mi vehículo, un turismo familiar de 8 años de antigüedad. Venía de unas Pirelli de 195 de ancho que respondían muy bien en las curvas y con suelo mojado, claro que con el tiempo estas características se resintieron cada vez más.

Estuve informándome por internet de los precios de los neumáticos nuevos, y encontré alguna oferta con precios realmente interesantes, pero de marcas poco o nada conocidas, con nombres más bien orientales. También contemplé la opción de los neumáticos de oferta de un conocido centro comercial pero estábamos en las mismas, eran de marca blanca, no tenía esa confianza que aportan los neumáticos de las grandes marcas actuales.

neumaticos seminuevos

Por último, un conocido me habló de los neumáticos seminuevos, lo cual me sonaba a con defectos de fábrica o algo así, pero obviamente, nadie en su sano juicio vendería neumáticos con algún tipo de desperfecto, siendo una de las partes más importantes para un vehículo.

Encontré varios tipos de webs que vendían neumáticos baratos. Y me decidí por la que me ofrecía más confianza, ya que tenían un blog bastante actualizado, disponían de redes sociales con bastantes seguidores, etc. Estuve un rato charlando por el chat con uno de los comerciales, que me dió todo tipo de explicaciones sobre los neumáticos que vendían. También en la propia web comentan que los neumáticos vienen de países como Alemania, donde las casas de leasing o alquiler de vehículos, cada año cambian los neumáticos de sus vehículos, por dos motivos: por una parte el cambio de estación del año es muy acusado, y tienen que ir alternando los neumáticos de invierno y los de verano, y por otra, que el gobierno tiene un sistema de ayudas muy eficaz para cambiar los neumáticos de la flota nacional de vehículos, por lo que la mayoría de neumáticos sustituidos, tienen una media de menos de 20 mil kilómetros. O lo que es lo mismo, una vida útil por delante de más del 70%.

En España, la ley dice que los neumáticos solo pueden llevarse hasta que el surco de la goma no sea inferior a 1’6 mm. Los neumáticos seminuevos tienen distintas calidades, pero la más vendida es la que tiene un surco de más de 5 mm. Los nuevos tienen unos 7-8 mm.

Lo primero en lo que hay que fijarse es que los neumáticos no tengan ningún desperfecto, pero para esto, los vendedores de neumáticos usados revisan concienzudamente cada neumático para asegurarse de que venden un producto en condiciones óptimas.

¿Qué piensas tu sobre los neumáticos de segunda mano? ¿Has comprado alguna vez? Comparte tu experiencia, ya que será muy valiosa para el resto de lectores.

Real Time Web Analytics