La tecnología 3D en los dispositivos móviles

Los más mayores pueden recordar los tiempos cuando todavía la tecnología 3D estaba limitada a algunos parques de atracciones y grandes eventos. Pero desde hace un tiempo, las marcas de televisores o consolas venden aparatos con tecnología 3D incorporada, y es sólo el principio.

Las imágenes tridimensionales, o estereoscopía, científicamente hablando, existe desde mediados del siglo XIX. El profesor Charles Wheatstone describió como la mente humana percibe un objeto de tres dimensiones mediante la proyección de dos imágenes en dos dimensiones proyectados en las dos retinas, y como esta doble proyección podía dar una sensación de profundidad.

Actualmente, esta tecnología está aplicándose en los nuevos dispositivos, y cómo no en los smartphones es una tecnología que puede determinar un antes y un después. Hoy en día, los expertos están debatiendo sobre este tema.

tecnologia 3D smartphones

Sin embargo, los productores de smartphones no se atreven todavía a invertir grandes cantidades de dinero en hardware 3D cuando hoy en día todavía no hay demasiadas aplicaciones 3D, y a su vez, los desarrolladores de software no invierten en creación de software 3D por miedo a que no haya suficiente demanda ya que no hay todavía muchos teléfonos inteligentes con tecnología 3D.

Para el consumidor de a pie, todavía no está claro que la tecnología en tres dimensiones suponga una mejora consistente en nuestra experiencia con los smartphones. Ya que para gestionar las llamadas, mensajes, aplicaciones, etc… no se ve todavía una forma de aplicar esta nueva tecnología. Pero una cosa diferente son las imágenes, vídeos y juegos, aunque, ¿puede que los consumidores se quejen de dolores de cabeza o náuseas?.

Si enviamos fotos a amigos, o las publicamos en nuestras redes sociales, si los que reciben esta información no disponen de la nueva tecnología, las imágenes se verán en dos dimensiones como siempre.

Siempre han habido nuevas tecnologías que han fracasado, como por ejemplo los teléfonos fijos con videollamada, fueron un fracaso porque no eran tan útiles como las aplicaciones actuales de videollamada desde dispositivos móviles, además de que casi nadie tenía uno de estos teléfonos en su casa. Eran demasiado caros y no se llegaron a vender suficientes como para crear una demanda o un uso extendido.

Igualmente, actualmente un teléfono con 3D es demasiado caro, por lo que todavía no han calado entre los usuarios, por ejemplo un LG con tecnología 3D cuesta unos 700 euros.

El 3D es una tecnología que poco a poco se irá viendo más, pero por ahora, aquellos que dispongan de un smartphone con tres dimensiones, solamente pueden alardear delante de los amigos y familiares, ya que todavía no hay muchas aplicaciones disponibles para esta tecnología.

Todavía se tiene que mejorar más, ya que por ahora, para ver la imagen en tres dimensiones debes mirar la pantalla de frente, ya que si no, se pierde la perspectiva.

Además, los fabricantes de smartphones deben estimular a los desarrolladores de software para que creen aplicaciones nuevas y atractivas para el público en general.

Real Time Web Analytics